Receta de risotto de quinoa y champiñones

4.5
(11)

Cremoso risotto de quinoa con champiñones y vino

Usar quinoa para preparar un cremoso risotto de quinoa con champiñones y vino blanco es un acierto espectacular. Esta unión de ingredientes eleva de nivel esta receta casera, especialmente para cuando quieras degustar un platillo reconfortante, sabroso y que mantenga tus niveles de energías óptimas, gracias a los aportes nutricionales que contiene la maravillosa quinoa.

risotto de quinoa y champiñones

Ingredientes

150g de quinoa

1 cebolla blanca mediana

1 diente de ajo grande

Aceite de oliva

40g de mantequilla

Sal al gusto

Pimienta recién molida

50g de queso parmesano

Caldo de verduras

1 taza de perejil finamente picado

Preparación

  1. Coloca la quinoa sobre un colador de malla fina y lava minuciosamente con agua fresca bajo el grifo; durante el proceso estruja con tus manos los granos de quinoa. Así se eliminan todas las impurezas y el sabor amargo que presenta la quinoa cuando no se lava adecuadamente; escúrrela lo máximo posible y reserva.
  2. Pela y corta la cebolla en brunoise y maja el ajo.
  3. Ahora, calienta a fuego medio-alto una sartén amplia y bien curada.
  4. Agrega la mitad de la mantequilla y un chorillo generoso de aceite de oliva y realiza movimientos circulares al sartén para mezclar y unificar las grasas.
  5. De inmediato, añade el ajo y remueve suave para que libere su rico sabor y olor; incorpora la cebolla, continúa mezclando y cocinando, agrega sal y pimienta y remueve hasta que la cebolla se vuelva transparente.
  6. Seguidamente añade la quinoa al sartén e integra delicadamente todos los ingredientes unos 3 minutos.
  7. Incorpora el vino blanco y remueve; cuando el alcohol se evapore, añade a la sartén 2 cucharones de caldo de verduras. Este caldo puedes elaborarlo con 1 litro de agua, ½ zanahoria, ½ cebolla, 3 ajos, 1 rama de apio España, la sal deseada, 1 hongo deshidratado, unos granos de pimienta al gusto y laurel; también puedes incluir otros o sustituir estos ingredientes.
  8. Sigue mezclando con frecuencia y agregando caldo caliente a medida que se absorba.
  9. Mientras el rissotto de quinoa toma punto, calienta a fuego alto una sartén, incorpora un poco de aceite de oliva y añade los hongos; cocina sin agregar sal, solo salteando hasta que los champiñones doren.
  10. En ese punto, baja el fuego a muy suave y agregar una cucharadita de mantequilla.
  11. Remueve para integrar y liberar sabores, coloca ¼ del perejil picadito y sigue mezclando ocasionalmente un par de minutos más.
  12. Transcurrido ese tiempo adiciona un chorrillo de vino blanco y remueve; cuando se haya evaporado todo el alcohol apaga y reserva caliente.
  13. En este punto la quinoa debe estar inflada y casi lista para degustar; es necesario continuar agregando caldo hasta que la quinoa tenga la consistencia que te gusta.
  14. Cuando la quinoa ya esté lista agrega la última porción de caldo y remueve; la quinoa debe quedar con suficiente cantidad de caldo para que se mantenga cremosa.
  15. Retira del fuego la sartén y agrega el resto de la mantequilla, un buen puñado de perejil, el queso y remueve para integrar todo.

Sirve de inmediato en una hermosa fuente blanca el rissotto de quinoa y encima coloca los champiñones.

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 4.5 / 5. Votos Totales: 11

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario