Contraindicaciones de la quinoa

5
(1)

Contraindicaciones quinoa

Seguramente has oído hablar de ella y no es para menos, pues tiene un gran poder nutricional y resulta muy beneficiosa para la salud, pero ¿es posible que la quinoa tenga contraindicaciones? Averigüémoslo.

Conociendo la quinoa

Primero debemos saber que aunque parezca un cereal, en realidad no lo es, se trata de una semilla, muy apreciada por los habitantes de Los Andes de Sudamérica de donde es originaria, pero en la actualidad es un producto vegetal muy valorado en todo el mundo.

No es en vano, que la NASA  lo ha seleccionado como uno de los alimentos de larga duración en el espacio, debido a sus increíbles propiedades nutricionales. De hecho existen programas de cultivo experimental fuera de nuestro planeta.

Quinoa en el espacio

La quinoa es un cereal básico en la dieta de los astronautas

La planta de la quinoa

En sí, la quinoa es una planta herbácea, y es considerada un pseudocereal, puesto que es pariente de la espinaca y la remolacha, aunque no es una gramínea.

Las semillas redondas y de tamaño pequeño, aportan una inmensa cantidad de nutrientes de altísimo valor biológico. Dicha planta posee una altura de entre uno y tres metros adaptándose muy bien a diversos tipos de clima.

Así  esta resulta en una planta “todoterreno”, lo que ha contribuido enormemente a su popularización y expansión de su cultivo.

¿Tiene contraindicaciones la quinoa?

Sí, la quinoa es un alimento estrella pero, si es ingerida en exceso, es posible tener problemas con las saponinas que contiene parte, aunque resulta muy sencillo evitarlas.

Las saponinas son glucósidos oleosos y cuando se lavan bien y con fuerza los garbanzos, la quinoa o la soja, aparece una espuma. Precisamente son las saponinas, que son utilizadas para fabricar jabones y otras cosas.

Su ingesta en grandes cantidades no es muy recomendable, pues interfiere en la absorción del hierro, por ejemplo. Pero esto tiene una solución muy simple: lavar bien la quinoa y luego dejarla en remojo un rato.

De esta manera habrás eliminado dicho problema y además el sabor amargo que esta deja en el grano, aunque algunos terapeutas aconsejan la moderada utilización de saponinas para diferentes dolencias.

La  toxicidad de esta no está completamente estudiada, pero como prevención, siempre lava bien la quinoa. Aparte de esto, no existen contraindicaciones en su consumo, a menos que tengas alergia.

Eso sí, como todo en la vida, no debes abusar. La quinoa posee muchas calorías y una cantidad bastante grande de proteínas, y esto puede influir negativamente en algunas personas que padezcan trastornos intestinales.

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 5 / 5. Votos Totales: 1

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario