Receta de Pan con semillas de quinoa y chía

4.2
(5)

Es importante conocer la forma apropiada de mezclar los ingredientes base para elaborar el pan con semillas de quinoa y chía. Y es que, aunque estas y otras semillas son muy nutritivas y elevan el valor energético del pan, una masa densa y cargada de semillas sin la correcta hidratación, puede traer más inconvenientes que ventajas. Y como la idea es disfrutar de un pan delicioso y potenciar su calidad nutritiva, hoy nuestra receta te entrega un delicioso pan con semillas de quinoa y chía.

Existen muchas recetas para elaborar pan que incluyen semillas o cereales de grano entero. Ahora bien, se requiere saber cómo funciona el organismo, por ejemplo, al consumir semillas de quinoa y chía sin la debida hidratación. Y es que, al ingerir pan con semillas no activadas debidamente, nuestro estómago e intestinos son forzados durante el proceso de digestión; aparece una necesidad intensa de tomar mucha agua y el ir al baño no es nada fácil. Así que, ¿cuál es la forma correcta de hacerlo?

Pan con semillas de quinoa y chía

Receta de pan con semillas de quinoa y chía

En el caso de nuestra receta, hay que realizar un proceso de preparación la noche anterior. Para eso, lava la quinoa con abundante agua fresca bajo el grifo para eliminar completamente la saponina. Luego, colócala en un envase con abundante agua hasta cubrirla, tapa y deja reposar en la nevera; antes de añadirla a la mezcla de pan escúrrela completamente. También, tienes que colocar las semillas de chía en un envase con ½ taza de agua, tápalas y mantenlas refrigeradas.

Ingredientes para el pan

½ kilo de harina panadera

300ml de agua tibia

Sal al gusto

3 cucharadas soperas de aceite

10g de levadura seca o 20g si es fresca

½ cucharadita de azúcar

60g de chía -cruda y previamente hidratada-

100g de quinoa (cruda, bien limpia y previamente hidratada)

Proceso de elaboración

  1. En un envase pequeño con un poquito de agua añade la azúcar, 1 cucharada de harina y la levadura; y deja reposar 10 minutos para activar el fermento.
  2. Ahora, en un bol grande agrega la harina y en el centro coloca el aceite e incorpora la sal por todo el borde de la harina.
  3. Transcurrido el tiempo de la activación de la levadura, añádela al envase donde está la harina y remueve; incorpora de a poco el agua tibia y forma una masa que debes trabajar amasando por mínimo 15 minutos.
  4. Tapa la masa por aproximadamente 1 hora y ½ o más tiempo, dependiendo de la temperatura del entorno; lo importante es que doble su volumen.
  5. Finalizado el tiempo de leudado, trabaja la masa para eliminar el aire acumulado; en este punto agrega las semillas de quinoa bien escurridas y la chía hidratada.
  6. Amasa por unos 5 minutos más para integrar armoniosamente todos los ingredientes y deja reposar por 30 minutos más; la masa seguirá creciendo.
  7. Enciende el horno y caliéntalo a 160°C
  8. Engrasa y enharina ligeramente un molde para hornos con forma rectangular -preferiblemente- y con capacidad aproximada de un kilo.
  9. Coloca la mezcla en el molde, nivela la superficie y dale unos suaves golpecitos al molde para que la masa se asiente.
  10. Lleva al horno entre 30 y 45 minutos aproximadamente; en este punto recuerda que cada horno trabaja diferente.
  11. Finalizado el tiempo de cocción introduce una varita de madera en el centro del pan con semillas de quinoa y chía; el pan estará listo si el palillo sale libre de mezcla.

Saca el delicioso pan con semillas de quinoa y chía y déjalo enfriar sobre una rejilla hasta que esté a temperatura ambiente, así será más fácil de rebanar.

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 4.2 / 5. Votos Totales: 5

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario