¿A qué sabe la quinoa?

5
(2)

¿A qué sabe la quinoa? o quinua

Este maravilloso súper alimento es originario de América del Sur y es conocido también bajo el nombre de grano madre de acuerdo a la cultura Inca, es un  sustituto saludable de la pasta y del arroz blanco pero realmente pocos conocen a qué sabe la quinoa.

Se trata de una extraordinaria fuente de proteínas muy utilizada por los vegetarianos y veganos, aparte de gozar de gran versatilidad, es muy fácil de cocinar y en muy poco tiempo de cocción puede ser consumida, pero ¿A qué sabe la quinoa?… 🙂

El sabor de la quinoa

La quinoa se caracteriza por poseer un sabor parecido al de la nuez, al grano y al terrazo, con un toque amargo, lo que la hace funcionar perfectamente por sí sola, unida con otro tipo de ingredientes o como sustituto del arroz.

Su textura es bastante esponjosa, lo que la ajusta sin mayor inconveniente a una variedad de sabores, por ser tan suave es posible de servirla tanto con platos dulces, como con platos salados.

Esta semilla, aunque muy pequeña, aparte de ser un ideal acompañamiento, es considerada también un grano entero primario usado por muchas personas, debido a la cantidad de beneficios que aporta.

Un sabor con muchas propiedades

El calificativo de superalimento viene dado precisamente por su gran valor nutricional, se le considera el que contiene la mayor cantidad de proteínas, en relación con el resto de los granos enteros.

Sin embargo, lo que la hace realmente única, es su contenido de aminoácidos esenciales entre los que destaca el conocido como lisina que, por lo general, no está presente en los granos como el arroz y el trigo.

Es valioso decir, que la quinoa cuenta con nueve aminoácidos esenciales, que hacen de ella una proteína completa para las personas que no comen carne, ni ningún tipo de producto de origen animal, aporta un alto contenido de calcio, así como todas las vitaminas del grupo B.

Otra de sus propiedades significativas es que no posee colesterol ni gluten, es kosher y en su mayoría es orgánico, además, está compuesto por 90% de ácidos grasos mono y poliinsaturados, lo que la hace tener solo 2% de grasa, los mismos se originan en los ácidos grasos esenciales de la Omega-6, Omega-3 y el ácido linoleico.

Los estudios acerca de este alimento se han incrementado en los últimos años, esto gracias los beneficios palpables que se obtiene de su semilla.

Se considera que, por ser una semilla rica en nutrientes, se usa como preventivo de ciertos tipos de cáncer, debido a los altos niveles de fibra de los que dispone.

También, ayuda a reducir los altos niveles de colesterol o el llamado colesterol malo, contribuye a mejorar la salud digestiva y reduce significativamente el riesgo de algunos tipos de cáncer gastrointestinales, como el cáncer de colon.

Por otra parte, el magnesio que contiene, forma parte de las propiedades que la convierten en un alimento saludable para aquellas personas que padecen de diabetes tipo 2 o que tienen riesgo de padecerla, ya que esta afección está estrechamente relacionada con el déficit de magnesio.

¿Cómo adquirirla y almacenarla?

Este alimento se puede conseguir en los supermercados, generalmente, es colocada cerca del arroz y de la pasta, o en el pasillo en el que son ubicados los alimentos bio, es muy posible que se encuentren diversidad de variedades y combinadas con diferentes alimentos.

Como todo grano seco debe ser almacenada en un recipiente hermético, en lugar oscuro y fresco, a fin de resguardarlo de los insectos y de la humedad, una vez, que se haya cocido se debe refrigerar por cuatro o cinco días.

Los beneficios que concede este maravilloso acompañante son insuperables, por ello, como todo buen alimento, debe destacarse en los primeros lugares al elaborar la lista de compras.

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 5 / 5. Votos Totales: 2

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario