Fajitas con quinoa

4.8
(4)

Las fajitas son una comida saludable y ligera, que puede ser consumida casi en cualquier hora del día. Sin embargo, es mucho más usual comerlas durante la mañana, como desayuno suave, o en la tarde, para complementar una comida balanceada. Resultan mucho más deliciosas si se les agrega a la composición quinoa, que es un alimento nutritivo complementario.

La quinoa se usa normalmente para generar comidas celiacas y propiciar la pérdida de peso, pero también es un excelente acompañamiento para el menú del día a día. En esta ocasión, te invitamos a seguir la siguiente receta de fajitas con quinoa para compartir en familia y nutrirte de manera apropiada.

Fajitas con quinoa

Acerca de las fajitas con quinoa

Cuando se habla de fajitas muchos las asocian con comida mexicana o árabe, no obstante en realidad el término se refiere a una capa delgada de masa, con la que se recubren diversos ingredientes. En este caso, la fajita actúa como un contenedor comestible, generando así una comida fácil de hacer, divertida y práctica.

Ingredientes

4 tazas de harina de quinoa.

1 taza y 1/2 de agua caliente.

1 cucharada de aceite (Puede ser de girasol, soja o de oliva).

1 cucharadita de sal marina, especiada o no.

4 cucharadas de harina de arroz o de maíz (Es válida la opción integral).

Preparación

Antes de iniciar la elaboración, procura medir todos los ingredientes y colocarlos en recipientes individuales, de esta forma será más sencillo realizar el procedimiento sin cometer errores. Una vez que cumplas con esta indicación, puedes proceder a ejecutar el paso a paso.

  1. Combina los ingredientes secos en un tazón grandes, y luego agrégale los líquidos, empezando por el aceite, seguido de la sal y terminando con el agua caliente.
  2. Amasa con paciencia hasta obtener una mezcla consistente, con la que puedas formar varias pelotas.
  3. Aplana la masa con las manos, o con ayuda de una prensa. La idea es obtener una tortilla delgada, lo suficientemente consistente como para despegarse con facilidad.
  4. Colocar cada tortilla de quinoa sobre un sartén caliente, hasta que estén doradas por cada lado.
  5. Rellana con lo que más te guste.

Presentación

Es posible rellenar la tortilla con cualquier elemento que desees, desde una ensalada vegetariana o pollo desmenuzado, hasta croquetas. Todos estos componentes podrían ser sobrantes de alguna comida anterior, haciendo esta propuesta aún más versátil. Lo recomendable es comerlas calientes, así serán más crujientes y fáciles de manipular, si les quieres colocar relleno.

 

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 4.8 / 5. Votos Totales: 4

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario