Rollitos de col con quinoa

0
(0)

Rollitos de col con quinoa y queso feta

Los rollitos de col han ido ganando popularidad en la cocina actual, sobre todo porque se trata de un plato vegetariano, que puede ir combinado con distintos elementos. El sabor de la col es muy neutro, pero si se le colocan acompañamientos cremosos e intensos, se tendrá como resultado una comida rica y llena de proteína, ideal para el almuerzo diario.

Si la col se sirve con quinoa, produce un efecto beneficioso para el organismo, porque este vegetal puede ser tratado como un cereal para complementar las dietas veganas. Ponemos a disposición esta receta de col con quinoa y queso feta para la realización de una comida sencilla y económica, que podrás realizarla en pocos minutos.

Rollitos de col con quinoa

Ingredientes para los rollitos y el relleno

Para elaborar esta preparación, debes encontrar los siguientes elementos, y colocarlos en recipientes individuales.

Una col grande, de hojas gruesas para trabajarlas con mayor comodidad.

80 gramos de quinoa.

Sal y pimienta.

3 dientes de ajo.

2 tomates maduros.

1 cebolla pequeña.

Hojas de albahaca.

Salsa de soja.

100 gramos de queso feta.

2 cucharadas de aceite.

15 o 20 mondadientes.

Preparación

  1. Precalienta el horno a 160 grados.
  2. Lava muy bien la col, separando las hojas que vayas a requerir para poder cocinar. Con unas 8 o 10 hojas puedes elaborar hasta 10 rollitos de col.
  3. Coloca el aceite en una sartén grande y deja que se caliente.
  4. Pica todos los vegetales en cubos, deja que se doren en el sartén y reserva.
  5. Coloca la quinoa hidratada en una olla con agua y sal, debe hervir unos 15 minutos para que quede cocida.
  6. Une la quinoa ya hervida con el resto de los vegetales fritos, agrega salsa de soja, albahaca y pimienta para obtener un relleno de rico sabor.
  7. Rellena cada hoja de col con el relleno que preparaste, fijando los bordes con mondadientes.
  8. Cuando los rollitos de col estén listos se colocan en una bandeja engrasada, y se llevan al horno durante media hora.
  9. Al salir, se colocan pedazos de queso feta para acompañar el plato y también como elemento decorativo.

Presentación

La col puede comerse fría o caliente, porque el relleno es cremoso y se adapta a cualquier estación. Una vez que estén en el plato, vale la pena colocarles un toque de salsa de soja para un sabor más agrio, o sésamo para lograr una apariencia oriental

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 0 / 5. Votos Totales: 0

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario