Nachos de quinoa

5
(1)

Receta de nachos de quinoa

Los nachos de quinoa son una alternativa ideal para comer de forma saludable y sabrosa. Gracias a las propiedades nutrientes que posee la quinoa cualquier plato se convertirá en un verdadero alimento que aportará vitaminas y minerales.

Los nachos de quinoa son fáciles de preparar y no es necesario ser un experto en la cocina. Son ideales para una reunión entre amigos o familiares que deseen picotear.

El secreto de unos buenos nachos es hacerlos finitos para que su textura sea realmente crujiente y comerlos apenas se enfríen, para que no pierdan la consistencia.

Nachos de quinoa

Ingredientes

150 gramos de quinoa

4 litros de agua

3 cucharaditas de pimentón

1 cucharadita de pimienta negra

1 cucharadita de sal

3 cucharadita de cúrcuma

1 cucharadita de orégano

2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación

  1. Coloca en un bol con agua caliente la quinoa y déjala reposar por una hora y luego procede a escurrirla para que tenga más volumen.
  2. Precalienta el horno a 200 grados y empieza a colocar los ingredientes en un triturador, sino cuentas con uno utiliza una licuadora.
  3. Agrega los 50 gramos de agua, las especies que son 3 cucharaditas de pimentón, 1 cucharadita de pimienta negra, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de cúrcuma otra de orégano, y finalmente agrega la quinoa escurrida. Al colocar en funcionamiento el triturador esperamos obtener una masa espesa, con un color y aroma intenso.
  4. En una bandeja amplia coloca papel vegetal y sobre él esparce aceite de oliva con la ayuda de una brocha, sobre ella coloca la masa espesa y la metes en el horno por 10 minutos. Al pasar ese tiempo saca la masa para cortarla en cuadritos o triángulos según sea la preferencia y se vuelve a meter en el horno durante 6 minutos para que queden crujientes.

Presentación

Al sacarlos del horno espera que se enfríen y sírvelos en un plato hondo para que sea más fácil de tomar varios a la vez. Los nachos de quinoa se pueden acompañar con cualquier salsa, crema, guacamole, pico de gallo o formar parte de una ensalada.

Es aconsejable comer los nachos el mismo día que fueron preparados ya que el día después es probable que adquieran una textura blanda. Sin embargo, si llega a sobrar masa, sí se puede conservar dentro de un recipiente bien sellado dentro de la nevera para usarla un día después y volver a contar con unos estupendos nachos.

 

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 5 / 5. Votos Totales: 1

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario