¿La quínoa engorda?

4.3
(16)

Seguramente has llegado aquí porque tienes la misma duda que muchos: ¿la quínoa engorda? Bueno, nos complace decirte que depende. Cada cuerpo y cada metabolismo son distintos. Pero ¿qué tal si continúas leyendo para comprender mejor a lo que nos referimos con todo este tema de la quínoa?

¿Qué es la quínoa?

Antes que nada, debemos aclarar qué es la quínoa, ya que puede que hayas escuchado hablar del tema pero no lo tengas muy claro. Bueno, la quínoa comenzó a cultivarse hace cientos o quizás miles de años en Sudamérica. Concretamente en los alrededores del lago Titicaca, en Perú y Bolivia.

En sí, es una semilla, aunque se le considera como un pesudocereal. De hecho, la planta de la quínoa es una quenopodiáceas, familia de la espinaca, la acelga y de la col rizada. En los últimos años, se le ha denominado como un súper alimento, debido a su alta carga nutricional. Incluso, el 2013 se proclamó como el año internacional de la quínoa.

¿La quínoa engorda?

Muy bien, pero ¿la quínoa engorda? Bueno, la respuesta fácil es no, pero… Debemos tener en cuenta que cada cuerpo es distinto, al igual que su metabolismo.

Todos los alimentos tienen cierta carga calórica, y el hecho de engordar, depende enteramente del gasto calórico de cada cuerpo. Dicho de otro modo, si ingieres muchas calorías, pero no las quemas todas, podrías engordar. Claro, hay muchos otros factores en juego, pero es para que te vayas haciendo una idea.

Ahora bien, en un principio ¿por qué la quínoa no engorda? Bueno, comencemos conociendo un poco mejor las propiedades nutricionales de la quínoa.

Digamos que comes una taza de quínoa al día. Estarías recibiendo, más o menos, la misma cantidad de calorías que aporta un plato de cereales con leche descremada. Específicamente, 100 gramos de quínoa cruda, contienen 365 calorías.

Pero además, la quínoa contiene muchos otras cosas que son beneficiosas para el cuerpo humano. Algunas de ellas son omega 3 y omega 6, magnesio, hierro, zinc, fósforo, vitamina E y complejo B.

Cabe destacar que los ácidos omegas son grasas buenas, que ayudan a reducir el colesterol malo y a regular el colesterol bueno. Esto es particularmente beneficioso cuando se trata de problemas cardiovasculares.

Por otro lado, la quínoa tiene un 7% de fibra alimentaria que, entre muchas cosas, ayuda al eliminar el estreñimiento y a mejorar la digestión. No obstante, la fibra tiene otro pale que vale la pena mencionar.

Los alimentos ricos en fibra suelen requerir un poco más de esfuerzo al masticar. Esto hace que se produzca más rápidamente la sensación de saciedad, evitando el hambre descontrolada. Esta es una de las razones por la que la quínoa es un alimento ideal para aquellos que quieren adelgazar. Veamos otras razones:

  • La quínoa es uno de los muy pocos alimentos de origen vegetal que contienen proteína completa. Otros alimentos con proteína completa, son los derivados animales, pero estos suelen contener muchas grasas, por lo que no es ideal para adelgazar. En otras palabras, la quínoa puede aportar la dosis necesaria de proteína, sin consumir grasas.
  • Regresando a la fibra que contiene la quínoa, es capaz de limpiar la placa de las paredes arteriales. A su vez, esto hace que se reduzca enormemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Inclusive, puede prevenir accidentes cerebrovasculares.
  • La quínoa es muy versátil, ya que puede prepararse como plato salado o dulce. Digamos que la quínoa es algo así como un súper arroz. Este cereal está presente en prácticamente todo el mundo, por lo que sustituirlo por quínoa es realmente fácil y trae numerosos beneficios.

¿Cómo se debe preparar la quínoa?

De acuerdo, si quieres adelgazar, o simplemente tener una dieta más sana, tienes que aprender a preparar la quínoa. Hay cientos, si no miles de formas de hacerlo, pero nosotros te explicaremos lo básico.

En primer lugar, la quínoa puede comerse tanto cruda, como cocida. En ambos casos, debe lavarse muy bien, puesto que las semillas están recubiertas de una resina dañina.

Ahora, si vas a cocinarla, se prepara de forma parecida al arroz: por cada parte de quínoa, tres partes de agua. Añade sal al gusto (y lo que desees) y deja hervir por unos 15 minutos o hasta que tenga la contextura que deseas.

Puedes consumirla una hora antes de entrenar. También puedes usarla para acompañar carnes blancas o verduras.

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 4.3 / 5. Votos Totales: 16

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario