Receta de quinoa con salsa de tomate casera y pimientos fritos

5
(2)

Si estás de afán y necesitas una comida que te permita comer rico, sano y facilito, nuestra receta de quinoa será tu aliada. Y es que, la rutina y el agite continuo pueden llevarnos a no nutrirnos adecuadamente; o hacerlo de forma mecánica y sin el disfrute apropiado del momento. Por eso, ahorra tiempo preparando esta reconfortante quinoa con salsa de tomate casera y pimientos fritos. Y reserva tu valioso tiempo para disfrutar el momento con los tuyos.

Receta de quinoa con salsa de tomate casera y pimientos fritos

Ingredientes

250g de quinoa recién cocida

1 taza de salsa de tomate casera

100g de cebolla morada

1 diente de ajo grande

100g de pimientos verdes

100g de pimientos rojos

200g de champiñones

Pimienta recién molida al gusto

Sal al gusto

Un chorrillo de aceite de oliva

Oreganillo seco al gusto

½ de germinados de frijoles, alfalfa o similares

Preparación

  1. Pela la cebolla y córtala en brunoise, maja el ajo, lava los pimientos y retírales las semillas y los filamentos, luego córtalos en trocitos.
  2. Limpia minuciosamente al seco los champiñones y trocéalos a tu gusto.
  3. Coloca una sartén amplia a fuego medio-alto y agrega un chorrillo de aceite de oliva, incorpora el ajo majado y remueve unos segundos para que suelte su rico aroma y sabor.
  4. Ahora, adiciona la cebolla y cocina mezclando un poco más de tiempo para que se incorporen.
  5. Añade los champiñones, el oreganillo, sal, pimienta, remueve y sigue cocinando hasta que los vegetales estén al dente; o un poco más suaves si lo prefieres.
  6. Calienta la deliciosa salsa de tomate casera

Presentación

Coloca la nutritiva, saciante y súper reconfortante quinoa recién elaborada en una fuente para servir o en platos individuales; cubre con la rica salsa de tomate casera. Seguidamente, agrega los pimientos fritos y demás vegetales; finalmente coloca los germinados elegidos en la cantidad que desees. Y que esta delicia te aproveche.

Ingredientes para la salsa de tomate casera

  • 4 tomates grandes, bien maduros y rojos
  • Sal al gusto
  • Azúcar al gusto
  • Aceite de oliva al gusto

Preparación

  1. Lava los tomates y con un cuchillo filoso marca algunas rayas sobre su piel, después sumérgelos en una olla con agua hirviendo y cocina máximo 30 segundos.
  2. Retira de inmediato y ponlos en un envase con agua fría y hielo, al poder manipularlos despréndeles toda la piel y retira las semillas; tritura los tomates para obtener una salsa rica y delicada y reserva.
  3. En una cazuela de buena calidad o bien curada añade los tomates, sal a gusto y un punto de azúcar para bajar la acidez natural de los tomates.
  4. Cocina por 1 hora a fuego muy suave y con la cazuela destapada para que la evaporación se realice de forma adecuada.
  5. Transcurrido este tiempo añade un poco más de sal o azúcar si lo crees necesario y remueve.
  6. De inmediato, agrega un buen chorro de aceite de oliva y bate con paleta y movimientos suaves y firmes por unos 3 minutos; haz este proceso con sumo cuidado para evitar quemarte con el salpique de la salsa, apaga la salsa y tapa.

Te aseguro que agregar el aceite al final de la cocción marca la diferencia de sabor.

 

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 5 / 5. Votos Totales: 2

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario