Quinoa con leche y canela

4.4
(7)

A nadie le amarga un dulce, dice un refrán. Por eso os traemos esta deliciosa receta de quinoa con leche y canela. Y es cierto, los postres son delicias que encantan a todos. Ahora bien, sabemos que hay que cuidarnos, dar ejemplos de nutrición sana y equilibrada a los nuestros y también disfrutar la vida; ¿Dónde está el secreto de todo esto? Elaborar postres que incluyan las maravillosas semillas que como grandes ventajas nos ofrece la naturaleza. ¿Y a quién no le gusta un postre cremoso, aromático y reconfortante? Pues así es la quinoa con leche y canela. Pruébala.

Quinoa con leche y canela

Nuestra receta es una variante súper deliciosa, muy nutritiva y más sana que el tradicional y sabroso arroz con leche; un postre universal. Lo importante es que con fácil preparación no sacrificas nada y ganas mucho, porque la quinoa provee mucha proteína vegetal. Además, su nivel de carbohidratos y fibra la convierten en un súper alimento que suministra energía de lenta liberación; esto es sumamente importante para los que quieren mantener equilibrados sus niveles de glucosa.

Quinoa con leche y canela

Una de las grandes ventajas de la quinoa es su sabor neutro, que la hace especialmente adaptable para usarla tanto en preparaciones dulces como saladas. También puede ser ingerida a cualquier hora del día si la incluyes en sopas, ensaladas, guisos, panes y otros; incluso es muy fácil de cocinar. Y asegúrate de lavarla muy bien bajo el grifo con abundante agua fresca, porque contiene saponinas que generan un sabor amargo y pueden arruinarte la preparación y cualquier rato agradable.

Ingredientes

1 taza de quinoa

1 taza y ½ de agua

3 tazas de leche líquida semi desnatada –preferiblemente-

200g de panela o papelón rallado

1 limón grande

1 trozo mediano de canela

Canela en polvo al gusto

Vainilla al gusto

Proceso de elaboración

  1. Primeramente, como ya comentamos, lava minuciosamente la quinoa bajo el grifo, removiéndola y cambiando el agua varias veces, hasta que ya no genere espuma. Si deseas puedes, luego del lavado, cubrirla con abundante agua y dejar remojando en el refrigerador. Lo importante, en cualquiera de los dos casos, es que al momento de usarla debes eliminar completamente el agua.
  2. Seguidamente, coloca la quinoa en una cazuela, agrega el agua y cocínala por 15 minutos o hasta que ablande.
  3. En una olla agrega la leche, la canela, la corteza recién rallada del limón y calienta a fuego suave; esto aromatizará maravillosamente la quinoa.
  4. Cuando la quinoa esté cocida, retira la canela de la leche, agrega la panela y remueve hasta diluir e integrar completamente.
  5. Entonces incorpora la quinoa y vainilla a tu gusto y continúa moviendo delicadamente.
  6. Baja a mínimo el calor de la llama y sigue la cocción hasta que espese, como es típico en el arroz con leche; aunque será aún más suave.
  7. En este punto la quinoa irá espesando poco a poco la leche y cuando ya esté a tu gusto, la retiras del calor.
  8. Sirve la quinoa con leche en dulceras individuales y deja enfriar completamente, después lleva al refrigerador hasta que la preparación esté fría.
  9. Antes de servir espolvorea a gusto con canela en polvo y ahora sí, disfruta al máximo y sin remordimientos lo dulce de la vida.

La quinoa con leche y canela puede ser un rico postre o un suculento desayuno y puedes servirla fría o calentita. Lo importante es tener la seguridad de ingerir un alimento de alto valor energético. Y es que, la quinoa contiene en proporciones equilibradas todos los aminoácidos que nuestro cuerpo requiere para mantenerse sano. Igualmente, la quinoa contiene una buena cantidad de vitaminas B, C, E también tiamina, niacina y riboflavina; y algo sumamente importante: no contiene gluten.

¿Te ha gustado? Tu opinión es importante para nosotros

¡Haz clic en los corazones!

Puntuación 4.4 / 5. Votos Totales: 7

Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario